EMISIÓN ANTERIOR

Emisión de Euros 2.002

Introducción.

El camino hasta llegar al euro ha sido largo. Los principales antecedentes habría que buscarlos en el Tratado de Roma de 1957 y sus consiguientes desarrollos hasta alcanzar la Unión Europea en 1992 y finalmente la Unión Monetaria Europea que traduce en una moneda única.

Fases de la Unión Económica Monetaria: 1ª Fase (1990 - 1993) - Se liberaliza el movimiento de capitales y se elaboran los planes e convergencia económica de los países miembros. 2ª Fase (1994 - 1998) - Se crea el Instituto Monetario Europeo, se fijan los criterios de convergencia económica, la fecha de producción de billetes, se inicia la acuñación de monedas, se crea el Banco Central Europeo y se decide los estados que accederán a la 3ª Fase. 3ª Fase (1999 - 2002) - Se instaura el euro como moneda nacional de los países participantes de la UEM, se fijan los tipos de conversión fija entre el euro y las monedas de los estados de la UEM y se inicia un periodo de transición en el que el euro comienza a utilizarse en transacciones, anotaciones, transferencias y en operaciones de mercados financieros y de capitales.

El 1 de Enero de 2002 se ponen en circulación los billetes y monedas de euro.

Las monedas nacionales tienen un periodo máximo de seis meses para ser sustituidas. Hay un periodo de dos meses de doble circulación del euro y la moneda nacional, aunque algunos países reducen este periodo de convivencia.

Los países que adoptan el Euro como moneda oficial desde el 1/01/1999 son 11: Alemania, Austria, Bélgica, España, Finlandia, Francia, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Países Bajos y Portugal. Grecia lo hará el 1/01/2001. Tres estados miembros de la Unión Europea no han aceptado todavía el Euro: Dinamarca, Suecia y Reino Unido.

El tipo de conversión fijo del Euro respecto a la Peseta es de 1  = 166,386 Pesetas. Otros tipos de convesión fijo son: 1Euro =

1,95583 Marcos alemanes

40,3399 Francos belgas

1.936,27 Liras italianas

6,55957 Francos franceses

0,787564 Libras irlandesas

40,3399 Francos luxemburgueses

200,482 Escudos portugueses

340,750 Dracmas griegas

2,20371 Florines holandeses

13,7603 Chelines austríacos

5,94573 Marcos finlandeses

Tiradas, series y tamaños.

Los billetes de Euro se distribuyen en siete series con un total de 14.589 millones de unidades:

Billete de 5 euros

16,6%

Billete de 10 euros

20,7%

Billete de 20 euros

24,8%

Billete de 50 euros

25,3%

Billete de 100 euros

8,6%

Billete de 200 euros

1,6%

Billete de 500 euros

2,5%

 

Aunque todos los billetes de euro tienen la misma apariencia independientemente del país de emisión del mismo, existe una manera de distinguir el estado miembro en el que se ha fabricado el mismo y es a través de la letra que precede al número de serie situado en la parte superior derecha del reverso. Las letras distintivas de cada país emisor son:

X - Alemania

Y- Grecia

N - Austria

P - Holanda

Z - Bélgica

T - Irlanda

V - España

S - Italia

L - Finlandia

R- Luxemburgo

U - Francia

M - Portugal

Quedan reservadas, por si se incorporan al euro:

W - Dinamarca

K - Suecia

J - Reino Unido.

 

El tamaño de los billetes de las diferentes denominaciones es:

Billete de 5 euros

Color: Gris

Estilo Arquitectónico: Clásico

Tamaño: 120 x 62 mm

Billete de 10 euros

Color: Rojo.

Estilo Arquitectónico: Románico

Tamaño: 127 x 67 mm

Billete de 20 euros

Color: Azul.

Estilo Arquitectónico: Gótico

Tamaño: 133 x 72 mm

Billete de 50 euros

Color: Naranja

Estilo Arquitectónico: Renacentista.

Tamaño: 140 x 77 mm

Billete de 100 euros

Color: Verde.

Estilo Arquitectónico: Barroco - Rococó

Tamaño: 147 x 82 mm

Billete de 200 euros

Color: Amarillo.

Estilo Arquitectónico: Arquitectura del Hierro y el Cristal

Tamaño: 153 x 82 mm

Billete de 500 euros

Color: Morado.

Estilo Arquitectónico: Arquitectura Moderna del Siglo XX

160 x 82 mm

Características técnicas.

El proceso de elegir los diseños más apropiados de los billetes de euro comenzó en 1995. El BCE seleccionó dos temas para las series de los billetes: "Épocas y Estilos de Europa" y un tema moderno o abstracto. En 1996 se organizó un concurso en el que los diseñadores de los distintos bancos centrales nacionales de UE debían presentar bocetos de siete billetes. El ganador fue Robert Kalina del Banco Nacional de Austria, cuyos diseños se inspiraban en el tema "Épocas y Estilos de Europa".

Los billetes en euros plasman los estilos arquitectónicos representativos de siete épocas de la historia cultural europea - clásica, románica, gótica, renacentista, barroca y rococó, la época de la arquitectura del hierro y del cristal y la arquitectura moderna del siglo XX - y ponen de relieve tres elementos arquitectónicos principales: ventanas, puertas y puentes.

Las ventanas y puertas que figuran en el anverso de cada billete representan el espíritu de apertura y cooperación del continente europeo, mientras que las doce estrellas de la UE aluden al dinamismo y la armonía de la Europa contemporánea. En el reverso aparece un puente característico del periodo correspondiente de la evolución cultural europea, siendo una metáfora de la comunicación de los pueblos europeos entre sí y con el resto del mundo.

En los billetes aparecen además los siguientes motivos principales: - El nombre de la moneda, euro, en los caracteres latinos (EURO) y griegos (EURW) - La bandera de la Unión Europea en el anverso de los billetes. - Las iniciales del organismo emisor (Banco Central Europeo) en cinco variantes lingüísticas - BCE, EBC, EZB, EKT, EKP - que abarcan las once lenguas oficiales de la UE. - La firma del Presidente del Banco Central Europeo, estampada junto a las iniciales del BCE.

Las características visuales de cada billete son:

El papel especial que se utiliza para confeccionar el billete, está hecho a base de fibras de algodón, que le confiere una textura característica. El papel también contiene fibras fluorescentes y una marca de agua que no se pueden imprimir ni fotocopiar facilmente, lo cual dificulta su reproducción.

Los billetes de Euros se imprimen en once fábricas situadas en los once países de la zona euro. En algunos casos las fábricas están integradas en el banco central nacional o son de su propiedad, mientras que en otros la labor de impresión corre a cargo de empresas públicas o privadas. Se han tomado toda clase de medidas para garantizar que todos los billetes tengan la misma apariencia y calidad a través de un Sistema de Control de Calidad de la Producción implantado por el BCE.

 

Elementos de seguridad de los billetes en euros.

Marca de Agua: Al mirar el billete a contraluz, se puede apreciar una imagen y la cifra que indica su valor

Hilo de Seguridad: Al mirar el billete al trasluz, se observa una línea oscura

Banda Holográfica: Al inclinar el billete, en el holograma se aprecia el simbolo del euro y la cifra que indica el valor del billete. Este elemento de seguridad sólo aparece en los billetes de 5, 10 y 20 euros.

Holograma: Al inclinar el billete, se aprecia en el holograma una imagen y la cifra que indica el valor del billete. Este elemento sólo aparece en los billetes de 50, 100, 200 y 500 euros.

Banda Iridescente: Al exponer el billete a una luz intensa, esta banda brilla y cambia ligeramente de color. Este elemento sólo aparece en los billetes de 5, 10 y 20 euros.

Propiedades Táctiles: Para facilitar su reconocimiento al tacto, algunos elementos del anverso están impresos en relieve.

Microtextos: En diferentes zonas del billete aparecen caracteres gráficos en dos tamaños reducidos. La mayoría de las personas puede ver a simple vista el texto impreso a 0,8 mm, mientras que los caracteres a 0,2 mm parecen una línea fina, aunque pueden leerse con una lupa.

Propiedades ultravioleta: Al exponer el billete a una luz ultravioleta, el papel no se vuelve fluorescente. En el anverso del billete, los colores de la bandera europea y la firma del presidente de BCE cambian de azul a verde fluorescente, y las estrellas de la bandera, de amarillo a naranja fluorescente. En el reverso del billete, el mapa de europa, el puente y la denominación aparecen en amarillo fluorescente.

Tinta de color variable: En el reverso del billete, hay un elemento impreso con tinta que cambia de color. La cifra que indica el valor facial del billete ofrece un color morado al mirarla de frente y verde oliva o marrón al mirarlo desde el ángulo. Este elemento sólo aparece en los billetes de 50, 100, 200 y 500 euros.

Motivo de coincidencia: Cuando se mira el billete al trasluz, las marcas irregulares impresas en ambas caras completan la cifra que indica su valor.

Fuente: Banco Central Europeo.

www.numisflores.com

 

EMISIÓN ANTERIOR