EMISIÓN ANTERIOR

Emisión 24 de Septiembre de 1985

Emisión de
16 de Septiembre de 1980

Series y tamaño.

Consta de una emisión única de 200 pesetas, donde aparece Clarín. Es el único billete de este valor que se ha fabricado, debido a la aparición en 1986 de las monedas metálicas del mismo valor.

Sin serie, desde la serie "A" a la "M", numeración "8A", "8B", "8C", "8D", y numeración especial "9A".

Tamaño 120 x 65 mm.

Características técnicas.

Tiene las mismas características que las emisiones anteriores: fabricado por la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, en calcografía y litografía, con hilo metálico y figura coincidente en anverso y reverso, que en este caso es la Cruz del Principado de Asturias. La marca al agua es una cabeza de "Clarín".

En este billete de 200 pesetas figura Leopoldo Alas "Clarín" en el anverso. En el reverso aparece un roble asturiano, además de la Cruz que aparece en la bandera del Principado de Asturias en honor al escritor puesto que, aunque nació en Zamora, se instaló en Oviedo hasta su fallecimiento. Con caligrafía manuscrita del autor figura el fragmento de "La Regenta: "... el Confín, una montaña que escondía sus crestas en las nubes y caía a pico sobre valles ocultos...".

Lleva dos numeraciones en rojo únicamente en el anverso.

Leopoldo García-Alas y Ureña «Clarín» (Zamora, 25 de abril de 1852-Oviedo, 13 de junio de 1901) fue un escritor español.

Escritor español que usó el seudónimo de Clarín y que debe su fama a una única novela considerada como la mejor novela española del siglo XIX. Nació en Zamora y pasó su infancia en León y Guadalajara debido al cargo de gobernador civil que por entonces desempeñaba su padre. El bachillerato lo estudió en Oviedo (Asturias) y después marchó a Madrid a estudiar Derecho, y allí entró en contacto con la vida literaria y artística. Se sintió inclinado por el krausismo que conoció por Francisco Giner de los Ríos y empezó a escribir para diversas revistas. Una vez doctorado obtuvo la cátedra de Derecho Canónigo en Oviedo en 1883 adonde regresó de nuevo y ya permaneció allí hasta su muerte Clarín es un intelectual preocupado por conjugar el idealismo con la filosofía positivista y la búsqueda del sentido metafísico o religioso de la vida. Es un gran analista, un perfeccionista que persigue el detalle y entiende la literatura como un trabajo constante y minucioso de gran contenido ético; su método es la prospección positivista propia del realismo y del naturalismo. Chocó con su época por su mordacidad, por sus críticas literarias despiadadas, producto de su misión docente: pretendía elevar el nivel cultural de su país y por lo tanto censuraba el mal gusto y la vulgaridad. Entre sus grandes obras críticas figuran los Solos de Clarín (1881) y Galdós (1912), la obra sobre el otro gran novelista del siglo XIX y que todavía se considera un libro fundamental sobre la obra galdosiana. Escribió también cuentos y dos grandes novelas, La regenta (1885) y Su único hijo (1890), en las que plantea el tema del adulterio. 

Fuente: Banco de España.

www.numisflores.com

EMISIÓN ANTERIOR

Emisión 24 de Septiembre de 1985