EMISIÓN ANTERIOR

Emisiones del Consejo de Asturias y León

Emisiones de Gijón

Introducción.

Al igual que en los casos anteriores de Bilbao y Santander, Asturias también queda aislada del resto de provincias de la zona republicana durante la Guerra Civil española, por lo que no tiene acceso a los billetes emitidos en esas zona.

Por Decreto de la Dirección General de Hacienda del Consejo de Asturias y León de octubre de 1936, se crea la Caja Central de Depósitos, a la que se incorpora el activo y el pasivo de la Banca privada establecida en Gijón. El consejo directivo está formado por diez miembros de los diversos sindicatos existentes, siendo el presidente el Delegado del Departamento de Hacienda.

 

A) Emisión de 1936.

Descripción, series y características técnicas.

El 24 de octubre de 1936, el Departamento de Hacienda del Consejo de Asturias y León dispone la primera emisión de talones especiales, respaldados por una cuenta existente en la Sucursal del Banco de España en Gijón de la Caja Central de Depósitos, con un saldo de 18.002.201 pesetas, al igual que ocurrió con el Decreto del Gobierno de Euzkadi.

  

Esta emisión de 1936 comprendía los valores:

De 5 pesetas de Gijón de 1936. Sin serie.

De 10 pesetas de Gijón de 1936. Sin serie.

De 25 pesetas de Gijón de 1936. Sin serie.

De 50 pesetas de Gijón de 1936. Sin serie.

De 100 pesetas de Gijón de 1936. Sin serie.

Al igual que los billetes de Bilbao de 1936, llevan en el reverso la conformidad con el sello del banco correspondiente, la firma y la frase "Tiene fondos".

Tras agotarse el saldo de la Caja General de Depósitos, la Dirección General de Hacienda ordenó a la Sucursal del Banco de España de Gijón otorgar los créditos necesarios para atender la circulación de moneda, con adeudo en este caso a una cuenta abierta a nombre de la Delegación General de Hacienda del Frente Popular, que era el organismo encargado de efectuar todos los pagos oficiales.

Debido a la negativa del Gobierno de Valencia para emitir más billetes, se prolongó la validez de los billetes de esta serie mediante el estampillado de un cajetín con el texto: " Consejería de Hacienda. Vencimiento prorrogado. Marzo de 1937". La prórroga se extendería posteriormente hasta el 8 de abril de 1937.

B) Emisión de 1937.

Descripción, series y características técnicas.

Posteriormente, el Consejo de Asturias acordó la emisión de 60 millones de pesetas en talones con cargo a la Sucursal del Banco de España en Gijón con fondos a cargo de la Tesorería de Hacienda, con el fin de recoger los talones emitidos en 1936 y restituir a los Bancos la cantidad incautada de 18.002.201 pesetas.

Debido a la Orden ministerial dictada el 14 de enero de 1937 por el Gobierno de Valencia, en la que se desautorizaba a emitir vales, talones o pagarés con la firma de las Sucursales del Banco de España, se decidió suspender la emisión acordada.

Por lo tanto, la Sucursal del Banco de España en Gijón no autoriza emitir nuevos talones a la Caja Central de Depósitos, cuya emisión había alcanzado ya el valor de más de 44 millones de pesetas. Esa cantidad fue abonada por la Consejería de Hacienda, devolviendo a la Banca privada lo incautado.

Esta emisión de 1937 comprendía los valores:

De 25 pesetas de Gijón de 1937. Sin serie. Tan sólo se llegó a estampar el reverso.

De 50 pesetasde Gijón de 1937. Sin serie. No llegó a circular.

De 100 pesetas de Gijón de 1937. Sin serie. No circuló, aunque estaba totalmente fabricada y con la numeración estampada.

Los billetes fueron realizados por "Control de Litografía" de Gijón, en litografía. Llevan estampado anverso y reverso, incluso una marca al agua que cubre toda la extensión del papel, aunque no está muy definida.

Circulación.

Circularon únicamente durante la Guerra Civil española, hasta que el Ejército Nacional ocupó Gijón el 21 de octubre de 1937, aunque la emisión de 1937 no llegó a circular, a pesar de que la serie de 100 pesetas estaba totalmente terminada.

Fuente: Banco de España.

www.numisflores.com

EMISIÓN ANTERIOR

Emisiones del Consejo de Asturias y León